Yoga Prenatal

En el articulo pasado 5 beneficios de la yoga prenatal te compartimos información relevante sobre ejercicios de yoga que puedes compartir desde tu embarazo con tu bebé.

Tanto si eres una yogui experimentada como si eres novata, en el yoga hallarás un aliado para vivir tu embarazo de forma más consciente y serena.

De acuerdo a una pagina especializada en yoga te compartimos 6 ejercicios de yoga prenatal que puedes realizar desde tu casa.

1. Libera el cuello de tensión

El yoga prenatal te relaja, flexibiliza y te conecta contigo misma.

1. Siéntate cómodamente en el suelo sobre una manta doblada o un cojín, con las piernas cruzadas. Si esta postura no te resulta cómoda, también puedes usar una silla.
2. Relaja los hombros alejándolos de las orejas y deja caer los brazos a los lados del tronco.
3. Posa tus manos sobre los muslos y une suavemente los dedos pulgar e índice (formando chin mudra, el gesto de la conciencia).
4. Deja caer la barbilla, inhala y gira lentamente el cuello hacia la derecha. Permanece en esta postura unos instantes observando cómo se estira todo el lateral izquierdo de tu cuello.
5. Exhala y vuelve con la cabeza al centro.
6. Repite hacia el lado izquierdo, procurando siempre mantener relajados los hombros, la mandíbula y el rostro.

2. Mece a tu bebé, ¡mueve la pelvis!

Este ejercicio no puede faltar en las clases de yoga prenatal, pues resulta fantástico para aliviar el dolor lumbar y los dolores de espalda en general. Además, ayuda a flexibilizar la pelvis al tiempo que ofrece al bebé un relajante y suave balanceo.

1. Colócate con las piernas abiertas tanto como te resulte cómodo para la barriga y el bebé, los brazos estirados y los hombros por encima de las muñecas.
2. Inhala y arquea suavemente la columna elevando la cabeza. El movimiento surge desde la pelvis, mientras que los brazos y las piernas permanecen inmóviles.
3. Exhala y redondea la espalda llevando la mirada hacia el ombligo. Repite unas diez veces de forma dinámica y coordinando la respiración con el movimiento.

Descansa unos segundos y repite de nuevo.

Mueve tu pelviz, mece a tu bebe
Mueve tu pelviz, mece a tu bebe

3. Descansa como un bebé

El “niño” es una de las asanas estrella para descansar. Induce a la introspección y a la calma mental y, al alargar toda la columna, relaja los músculos de la espalda.

1. Desde la postura anterior, lleva el peso hacia los talones y relaja la cabeza en el suelo o sobre un cojín.
2. Abre las piernas para encajar el vientre entre los muslos y que tanto tú como el bebé estéis cómodos.
3. Estira los brazos hacia delante con las palmas de las manos mirando al suelo. O déjalos a los costados si te es más cómodo.
4. Relaja la base de la columna vertebral hacia los talones para alargar la espalda.
5.Conecta con tu respiración lenta y profunda y relájate así varios minutos.

4. Siente la diosa que eres

La “diosa” es una postura que te llenará de confianza en ti misma. Además, fortalece mucho las piernas, la espalda y la zona pélvica. Siente cómo la fuerza de la Diosa se expande en tu interior dejándote una sensación de seguridad y determinación. ¡Serás una madre excelente!

1. Ponte de pie con las piernas separadas y los dedos de los pies apuntando hacia fuera.
2. Inhala, abre los brazos, elévalos por encima de tu cabeza dibujando un círculo y junta las palmas de las manos.
3. Exhalando, flexiona las rodillas hasta alcanzar la postura de semicuclillas y baja las manos al centro del pecho. Repite unas diez veces.

Como alternativa puedes ejecutar esta postura de forma estática, adoptando el movimiento final y manteniéndolo durante unas 5 o 6 respiraciones lentas y profundas.

5. Estira los costados y hazle sitio

Una cadera flexible facilita el trabajo de parto. Este estiramiento la relaja y tonifica los músculos de la columna. También crea espacio para que el bebé crezca más cómodamente.

1. Siéntate con las piernas abiertas y estiradas, lleva el talón izquierdo a la ingle y reposa las manos sobre el vientre. Conecta con tu respiración.
2. Lleva el brazo derecho hacia la pierna extendida y al inspirar eleva el izquierdo sobre la cabeza.
3. Exhalando, alarga aún más el costado izquierdo y mira a los dedos de la mano.
4. Vuelve a la postura inicial inhalando, repite 5 o 6 veces y cambia de pierna.

6. Alinea la pelvis y relájate

El “puente” desarrolla una respiración abdominal y tonifica la pelvis.

1. Túmbate boca arriba, los pies planos en el suelo y las piernas separadas.
2. Con las manos en el abdomen, observa tu respiración; estás nutriéndolo.
3. Inhala y eleva con suavidad pelvis, tronco y brazos.
4. Exhala y baja despacio, vértebra a vértebra, acompañando con los brazos.
5. Repite 4 o 5 veces, con pausas entre medio.

Antes de seguir con el día, descansa sobre el costado izquierdo unos minutos. Cierra los ojos y ofrece este momento de tranquilidad a tu bebé.

Alinea la pelvez y relajate
Alinea la pelvez y relajate

El yoga prenatal está específicamente enfocado de manera que atiende las necesidades de las mujeres gestantes a un nivel tanto físico como mental y emocional.

Esperamos que estos 6 ejercicios de yoga prenatal te funcionen y los pongan en practica desde tu casa. Recuerda siempre que estas actividades deben ser con mucho cuidado y con la debida aprobacion de tu medico ya que buscamos lo mejor para ti y tu bebe.

Te compartimos el link del video con música que puedes utilizar durante esta actividad.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos compartir contigo todo lo mejor de nuestro contenido

Subscribe

* indicates required
/ ( dd / mm )
Ads
Conócenos un poco más.

Este sitio es actualizado diariamente con la finalidad de brindar contenido de valor a todas las mujeres que como nosotras estamos embarcadas en esta gran aventura que es ser madre.

Ads